Actinobacilosis porcina: ¿La conoces?

UncategorizedNo Comments

You Are Here:Actinobacilosis porcina: ¿La conoces?

Si cuentas con un criadero de puercos es posible que hayas escuchado alguna vez sobre la Actinobacilosis porcina, la cual es una enfermedad de origen bacteriano. Este padecimiento es sumamente grave y contagioso si no es tratado a tiempo.

Esta enfermedad afecta generalmente a cerdos jóvenes, con una edad comprendida entre el mes y los 6 meses, sin embargo, no quedan excentos los cerdos adultos durante un brote inicial.

El mayor peligro de esta enfermedad es que es sumamente contagiosa, por lo que se disemina súper rápido dentro de la población porcina. Es causada por la bacteria Actinobacillus pleuroneumoniae.

Esta bacteria sistemática es la responsable de afectar a muchas granjas y puede producir neumonía, artritis o decoloración en la piel del puerco.

Síntomas

La actinobacilosis porcina tiene una sintomatología muy propia que hará que los patronos puedan diferenciarla de forma de inmediata y puedan tomar las medidas necesarias. Estos son los principales:

  • Fiebre.

  • Anorexia.

  • Rehusarse al movimiento.

  • Dificultad respiratoria.

  • Respiración boquiabierta.

  • Descargas orales y nasales espumosas y sanguinolentas.

  • Muertes súbitas.

Factores de riesgo

Para que esta bacteria tan peligros para la población porcina pueda proliferarse, existen diferentes factores que hacen que el entorno sea mucho más vulnerable y fácil de contagiar. Te mencionamos algunos:

  • Estrés gradual en el puerco debido a su movilización o transporte de un corral a otro.

  • Cambios bruscos en la temperatura ambiental.

  • Humedad muy elevada.

  • Ventilación deficiente o inadecuada dentro de las instalaciones donde el puerco hace vida.

  • Tratamiento

  • Para que la actinobacilosis porcina pueda ser erradicada completamente de un criadero es importante que el tratamiento farmacológico sea rápido y eficaz, es por ello que es importante tratar la enfermedad en cuanto se sepa de su existencia, ya que un diagnóstico a tiempo puede salvar a la población porcina.

  • La presencia de la bacteria Actinobacillus pleuroneumoniae se puede confirmar a través de pruebas especiales, sin embargo, es importante prestar gran atención a los síntomas que presentan los animales para hacer un diagnóstico oportuno.

Una vez que sea confirmada la presencia de la actinobacilosis porcina, se deberá administrar a la población infectada tratamientos veterinarios antibacterianos especiales, estos deben estar formulados a base de oxitetraciclina. Está comprobado que este fármaco es muy eficaz para tratar esta enfermedad. El tratamiento debe ser administrado únicamente por vía parenteral, pues regularmente los cerdos infectados con la Actinobacillus pleuroneumoniae suelen dejar de comer y tomar agua, por lo que darlo en la comida sería inútil.

Medidas preventivas

Cuando se confirma un caso de enfermedad por esta bacteria, es importante administrar los tratamientos necesarios para que el padecimiento pueda ser erradicado lo más pronto posible, sin embargo, si no se toman las medidas de prevención necesarias la población de puercos estará en riesgo nuevamente. Es por ello que te dejaremos algunas medidas que puedes tomar para que tus puercos se mantengan sanos y no se contagien con la actinobacilosis.

  • Asegúrate de que las instalaciones en donde hacen vida los puercos estén completamente limpias y sean confortables.

  • La alimentación es muy importante. Asegúrate de alimentar bien a toda la población ofreciéndole productos de buena calidad y que cuenten con los controles sanitarios necesarios.

  • Además de contar con instalaciones limpias y confortables, estas también deben tener sistemas de ventilación correctos y que se adapten al espacio.

  • Estudia profundamente tus programas de reemplazos, destete y ceba. Estos deben haber pasado los controles necesarios, dando fe de que no están enfermos. Esto también colabora mucho a evitar la sobrepoblación.

  • Contar con programas de desparasitación y vacunación que sean regulares.

  • Contar con personal altamente calificado para que puedan aplicar de manera correcta los medicamentos a la población. Estos deben llevar un control sobre los antibióticos suministrados y su tiempo de acción.

  • Es recomendable emplear prácticas como la inseminación artificial o la transferencia de embriones. Esto te ayudará en gran medida a evitar que al ingresar nuevos animales, estos vengan con alguna enfermedad contagiosa.

  • Por último y no menos importante, es aconsejable que se utilicen de manera correcta los medicamentos de uso veterinario. Esto ayudará a reducir en gran medida el riesgo que se corre por infección con alguna bacteria como es el caso de actinobacilosis porcina.

  • Para que puedas mantener tus criaderos y tu población porcina sana y en perfecto estado, es importante que sigas nuestras recomendaciones.

About the author:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top Call Now Button