Campylobacteriosis porcina: ¿La conoces?

UncategorizedNo Comments

You Are Here:Campylobacteriosis porcina: ¿La conoces?

La Campylobacteriosis porcina se trata de una enfermedad infecciosa bacteriana que afecta el tracto intestinal de los cerdos, rara vez puede contaminar el torrente sanguíneo de este tipo de animales. Esta enfermedad trae consigo muchos síntomas de los cuales te hablaremos más adelante. Según diversos estudios las enfermedades por esta infección se dan en los meses de verano. Raramente se dan epidemias.

Esta no es una enfermedad nueva, de hecho, se sabe que ha existido en diferentes partes del mundo desde hace muchos años atrás, pero solamente se ha reconocido de mejor forma gracias a las diversas técnicas de laboratorio que han sido implementadas por los especialista en esta materia.

Esta infección es generalmente subclínica, y cuando se dan estos casos la afección se da generalmente en lechones teniendo como síntoma principal la diarrea.

La Campylobacteriosis se encuentra presente en el intestino delgado y grueso de la mayoría de los animales de la especie mamífera, incluyendo a los cerdos. La más común dentro de la población porcina es la Campylobacter coli, este caso se puede dar a nivel mundial.

Como te mencionamos anteriormente, los síntomas clínicos de este padecimiento no siempre se van a evidenciar luego de que la infección se haya incubado, pero lo que siempre estará presente es una diarrea en estado muy líquido con moco y en ocasiones puede presentar puntos de sangre, dependiendo siempre de la intensidad de la enfermedad. Como dato adicional podemos decirte que esta enfermedad es muy frecuente también en humanos, como consecuencia de la ingesta de alimentos contaminados.

¿Cuáles son las causas?

La Campylobacteriosis porcina puede tener su causa en diferentes factores, pero los más relevantes son los siguientes.

Suelos muy sucios donde esta infección este presente, malos hábitos higiénicos en las parideras; recuerda que esta bacteria afecta sobre todo a los lechones lactantes, suelos muy húmedos, ciclos muy prolongados donde no se realice el vacío sanitario pertinente e infecciones secundarias que colaboran a que la campylobacteriosis se incube fácilmente.

Síntomas

Anteriormente te comentamos que uno de los síntomas principales de esta infección es la diarrea con moco y en ocasiones con sangre, pero además es importante saber que existen otros síntomas que te ayudarán a identificar que hay casos de Campylobacteriosis porcina en tus animales. La fiebre, deshidratación de moderada a severa intensidad y pérdida de condiciones corporales como la falta de masa corporal, son los síntomas más característicos de esta enfermedad.

Diagnóstico

Poder realizar un diagnóstico específico de esta patología es bastante difícil, pues los síntomas pueden indicar que se trata de otra enfermedad como E. coli, rotavirus, coccidios o criptosporidios, pero si el cerdo presenta la síntomatología antes mencionada y tienes alguna sospecha, bastará con realizar un examen de heces y verificar si en efecto se trata de la campylobacteriosis porcina. De ser así, te recomendamos que evalúes la situación con un especialista y que este te diga si se trata de un caso aislado o de un brote significativo. Es aconsejable aislar al animal para que no infecte a otros.

¿Cómo prevenir la campylobacteriosis porcina?

Bien dicen que es mejor prevenir que lamentar, es por ello que tomar las mejores de medidas de control y prevención es de gran importancia para que los cerdos puedan crecer sanos y libres de enfermedades que puedan repercutir en su desarrollo.

En ciertas partes del mundo no se le da la importancia necesaria a la campylobacteriosis porcina, ya que en ocasiones esta infección es confundida con otras enfermedades, pero es una enfermedad que trae severos problemas de salud y que sin duda alguna puede ser transmitida a los humanos si estos consumen carne contaminada o se encuentran expuestos a esta afección.

Por tal motivo te aconsejamos que sigas las medidas que te mencionamos a continuación para que puedas mantener lejos de tus corrales a esta bacteria.

Te aconsejamos que tomes medidas higiénicas radicales dentro y fuera de los criaderos, para que así esta bacteria no tenga la posibilidad de instalarse e incubarse en los cerdos. Es recomendable hacer una limpieza profundada una o dos veces por semana.

Por otra parte es importante que prestes especial atención al maneja que se da en las parideras. Te aconsejamos que estos sitios se mantengan lo más limpios posible para impedir que la bacteria llegue y se propague.

Por último, te recomendamos que mantengas a la mano antibióticos para tratar esta afección por si hay cualquier eventualidad y que además tengas al día el control de vacunas de cada uno de los cerdos.

About the author:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top Call Now Button