El sistema circulatorio de los cerdos: «¿Lo conoces?»

UncategorizedNo Comments

You Are Here:El sistema circulatorio de los cerdos: «¿Lo conoces?»

El sistema circulatorio de un cerdo es muy parecido al de los seres humanos. En los cerdos, el sistema circulatorio está compuesto por el corazón, la sangre y los vasos sanguíneos y es responsable de la circulación de la sangre y los nutrientes por todo el cuerpo.

En el sistema circulatorio del cerdo, el corazón que es muy parecido al corazón del hombre su única diferencia está en el grosor del miocardio. El corazón de un cerdo al igual que en el ser humano está conformado por cuatro cámaras (aurícula izquierda y derecha; ventrículo izquierdo y derecho). Las dos aurículas bombean la sangre desde y hacia los pulmones, y las otras dos hacia el resto del cuerpo.

En los cerdos la superficie interna del corazón está recubierto por un tejido suave conocida como endocardio. En un cerdo adulto, la frecuencia cardíaca generalmente es de 70 latidos, mientras que, en los lechones jóvenes, se ubica alrededor de 200 latidos por minuto. La frecuencia cardíaca en los cerdos se puede palpar en la base de la oreja o debajo de la cola.

En el sistema circulatorio de los cerdos, la sangre está compuesta de dos partes, plasma y células sanguíneas. Por el plasma los nutrientes como las proteínas, los carbohidratos y los lípidos circulan por todo el cuerpo y los productos de desechos son recolectados para ser desintoxicados en el hígado y excretados por los riñones.

A través del plasma también se transporta hormonas que son producidas en una parte del cuerpo y actúan en otra.  También transporta anticuerpos para combatir infecciones.

En las células sanguíneas, los glóbulos blancos son una parte importante de la defensa del cuerpo o del sistema inmune en su lucha contra agentes patógenos como bacterias y virus. Mientras que los glóbulos rojos o eritrocitos contienen una proteína conocida como la hemoglobina, que transporta el oxígeno a las distintas partes del cuerpo. La sangre por su parte contiene las plaquetas, que son responsables de la coagulación sanguínea.

Dentro del sistema circulatorio del porcino están los vasos sanguíneos, que son llamados arterias y venas y

hacen que circule la sangre por todo el cuerpo. Las arterias son responsables de llevar la sangre desde el corazón a todo el cuerpo, mientras que las venas sangre de retorno al corazón.

En el mecanismo circulatorio, también están incluidos la circulación pulmonar y sistémica. La primera trata de la circulación de la sangre entre el corazón y los pulmones, y la sistemática la circulación de sangre entre el corazón y en el resto del cuerpo, excepto los pulmones.

De acuerdo al estudio del organismo del cerdo, la sangre desoxigenada o sin oxígeno recoge la sangre del cuerpo por una serie de venas que desembocan en dos grandes venas principales, la vena cava anterior y posterior. La sangre desoxigenada actúa primero y llega a la aurícula derecha del corazón, desde allí se dirige hacia el ventrículo derecho. Luego la sangre es transportada a los pulmones por las arterias pulmonares a los efectos de la oxigenación. Finalmente, una vez cumplido el proceso o el sistema, la sangre en oxígeno es dirigida por las venas pulmonares al corazón.

En la circulación fetal

El sistema de circulación fetal del cerdo, es diferente. En este caso o etapa el feto recibe sangre cargada en oxígeno de la placenta por medio de la vena umbilical. De allí llega al hígado, y la sangre entra en la vena cava posterior a través del paso del ductus venoso. La vena cava posterior lleva la sangre al corazón. Es importante destacar que, en la etapa fetal, el circuito pulmonar (que bombea la sangre desde el corazón a los pulmones) no es funcional. Así, casi la mitad de la sangre que entra en la aurícula derecha, llega directamente a la aurícula izquierda a través de una pequeña abertura llamada foramen oval. De esta manera entra en el ventrículo izquierdo, desde donde fluye hacia la aorta, que se distribuirá en todo el cuerpo.

Existe un sistema circulatorio subsidiario llamado sistema portal hepático. Este permite que dos arterias aporten oxígeno al estómago e intestino, además del páncreas y bazo. Estas forman luego capilares que luego se unen para crear la vena porta que lleva sangre al hígado.

Lo que se debe tener en cuenta, es que la circulación adecuada de la sangre en el cuerpo, la salud del corazón y los vasos sanguíneos es muy crucial. Cualquier daño a estos órganos pueden poner en peligro el proceso de circulación e impiden las funciones vitales del cuerpo.

About the author:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top Call Now Button